De nuevo una experiencia para anotar …y aprender

No sé si habéis oído hablar de Barbara Napier, pero fue una de las pioneras en traer a España la Hipoterapia y la Equitación Adaptada.

El caso es que Barbara ahora sufre una enfermedad bastante desconocida y desde Equiessens le hemos invitado a realizar un proceso de coaching asistido por caballos que le ayude a ir superando esos retos que diariamente le pone la vida delante.

El otro día empezamos con la primera sesión y desde el principio me sentí muy incómoda. Lo acusé a que Barbara no entendía bien nuestro trabajo e iba un poco, por libre. Se centraba mucho en la relación de doma con los caballos cuando lo que se le pedía, era atender el significado metafórico de las dinámicas planteadas. El caso es que no conseguíamos traerle a ese estado de reflexión donde entre todos vamos analizando lo que está sucediendo. Al final me rendí. Yo, Susana, recordé esa frase que siempre me decían en EAGALA, “trust the process”, “confía en el proceso” y dejamos que sucediese lo que fuera que tenía que suceder. Y la magia llegó, ¡claro que llegó!

EVA: como Coach éste es uno de mis grandes retos: confiar en el modo y maneras de cada cliente a la hora de plantear y descubrir objetivos. Sin embargo, esto que creía avanzado, volvió de nuevo, aunque en esta ocasión era algo distinto, pues la duda y el juicio sobrevino no por los objetivos, sino porque no lograba saber si tras tres explicaciones, Barbara había entendido la dinámica del coaching asistido por caballos. Todo mi estado mental dejó de estar por y para Barbara, porque sólo era capaz de pensar en otra manera de explicarlo y me estaba perdiendo lo que ahí ocurría. En esos momentos de desesperación me vino a la cabeza un ¡ríndete!, acompañado de las enseñanzas de dos magníficos coaches y maestros: Alfonso Medina y Teri E-Belf, de Success Unlimited Network, L.L.C.® (SUN), hablando de la presencia, la confianza y el vaciado de juicios en relación a los momentos en que a los coaches nos ataca la incertidumbre. Fue colocarme en ese estado y empezar a ver otras cosas que sí estaban ocurriendo.

Momento estrella, Rasty y Barbara completamente relajados

Momento estrella, Rasty y Barbara completamente relajados

Muchas veces los profesionales, nos quedamos anclados en lo que pensamos que tiene que ocurrir, o esperamos que todo lleve un proceso organizado y se cumplan todos los ejercicios que hemos preparado para la sesión. Pero la realidad es que el éxito radica en nuestra flexibilidad y capacidad para no intentar controlar las sesiones. A veces lo mejor que se puede hacer es tirar el bloc de apuntes y simplemente disfrutar, aprender y confiar.