Ha venido Fernando Maldonado quien nos habló por primera vez Heartmath. Con él y la máquina que lo mide, hemos comprobado si el mero hecho de interactuar con los caballos, nos facilita el camino para estar en coherencia cardiaca. Tras los experimentos realizados el pasado día, hemos averiguado que así es: La interacción con caballos ayuda a entrar en coherencia cardiaca. Pronto os ofreceremos un resumen en detalle de lo descubierto.

Ana HeartMath

Para aquellos que  os preguntáis qué es la coherencia cardiaca, os explicamos brevemente que se trata del acoplamiento y sincronización del ritmo respiratorio al ritmo cardiaco, conseguir que el corazón tenga una frecuencia cardiaca rítmica y ordenada.

El desarrollo de una Coherencia Cardiaca, hace aumentar los niveles de concentración, intuición, claridad mental, toma de decisiones, satisfacción… en definitivita genera una mejora en nuestra inteligencia emocional, potenciando todas sus características y despidiendo el estrés, la ansiedad, el insomnio, las palpitaciones, los dolores de cabeza y la agresividad, entre otras cosas.

Aquí os dejamos unos links por si quereis averiguar más sobre ello:

http://www.coherencia-cardiaca.com/

http://www.heartmath.org/

La unión de esta herramienta junto al programa Mindfulness (MBSR)  y coaching con caballos,  convierte a esta unión en un desafío de  “alto voltaje” transformador.

El Programa MBSR (Mindfulness basado en la reducción del estrés) ideado por John Kabat Zinn, hace más de 25 años, se plantea como un entrenamiento para que al término del mismo la persona sea capaz de tener una vida con conciencia plena. Se trata de un curso tan eficaz, que pronto se ideo la manera de adaptarlo a la empresa y a los trabajadores. En la actualidad muchas empresas lo tienen implantado en sus formaciones, como por ejemplo GOOGLE.

Ahora nosotras, de la mano de Virginia González-Vélez, queremos darle esta nueva aproximación, al combinarlo con el acompañamiento de equicoaching y con especial atención al entrenamiento de la coherencia cardiaca. Este marco a nuestros ojos se convierte en el mejor de los contextos para aprender a gestionar el estrés y la ansiedad y aumentar nuestra consciencia propia y nuestra inteligencia emocional.