CONVERSACIONES PODEROSAS

Si me paro a pensar en los momentos de mayor diversión y apertura que he vivido, momentos de chispazo, las mayorías de ellos han ocurrido gracias a conversaciones poderosas. Para mi una conversación poderosa es esa que se da en cualquier contexto, en la cola de un super, en un parque, en una cena, en sesiones de coaching y te deja pensando, te abre la ventana a una nueva mirada de uno mismo y de las circunstancias.

Hace unos días en una reunión con compañeros coaches, mediadores y formadores, nos juntábamos para generar un proyecto, que ayude a que este mundo sea un lugar todavía mejor en el que vivir y las conversaciones poderosas salieron ganadoras. Decidimos volver a reunirnos habiendo investigado más sobre ellas.

Cuando nos volvimos a juntar uno de los compañeros trajo el trabajo de Theodore Zelding en su libro, Conversación (Alianza Editorial, 1999) “Ha llegado el tiempo de la Nueva Conversación” Conversar, tiene que ver con convertirse, volverse del revés, “cambiar de mentalidad”. Esto me llevó a pensar en porque el coaching está calando fuerte en la sociedad; por la necesidad que tenemos de una nueva forma de conversación

Yo llevé a Zygmunt Bauman, él nos habla de su concepto de realidad líquida. Explica que vivimos tiempos sin certezas y sin agarres profundos, en los que surfear por la superficie de nosotros mismos y del otro es cómodo y entrar a profundizar en nosotros mismos o con los demás, incomoda, Vivir “online” es más sencillo que “offline”, porque en la vida real fuera de facebook y demás redes sociales, el desarraigo afectivo es más complicado de evitar.

En esta reunión también hablamos del trabajo de Joan Quintana: Relaciones Poderosas (Ed Kairós 2014) que según sus palabras.“La existencia de Conversaciones Pendientes, de fortalecimiento o restablecimiento de vínculos, alteran todas las relaciones de nuestra red”. Su trabajo nos planteó algunas preguntas como por ejemplo:

¿Qué acuerdos prioritarios necesitamos alcanzar con la/s Persona/s Necesaria/s para fortalecer la relación y conseguir los objetivos?
¿Qué emoción debemos mantener para ayudarnos en esa conversación?
¿Qué será distinto tras haber mantenido esa conversación?
¿Qué momento y qué lugar será necesario para conversar con seguridad y tranquilidad?
¿Cómo comunicaré que deseo mantener esa conversación?

Tras la reunión llegué a la siguiente reflexión sobre las conversaciones poderosas desde mi experiencia. Os comparto mi estructura y os invito a pensar en la vuestra

Para que se den necesito:
1- Sentirme conectada conmigo misma y sentir al otro receptivo

2- Estar dispuesta a tener un lugar de encuentro entre almas.

2- Tener el tiempo para estar conectados fluyendo en las palabras, en los silencios y en la ganas de conocer de forma sincera al otro

3- Tener ganas de domesticar y ser domesticada

En palabras del Principito, esto último es:

Qué significa “domesticar” ?

– No eres de aquí – dijo el zorro –, qué buscas ?

– Busco a los hombres – dijo el principito. – Qué significa “domesticar” ?

– Los hombres – dijo el zorro – tienen fusiles y cazan. Es bien molesto ! También crían gallinas. Es su único interés. Buscas gallinas ?

– No – dijo el principito. – Busco amigos. Qué significa “domesticar” ?

– Es algo demasiado olvidado – dijo el zorro. – Significa “crear lazos…”

– Crear lazos ?

– Claro – dijo el zorro. – Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo…

– Comienzo a entender – dijo el principito. – Hay una flor… creo que me ha domesticado…

el_zorro_y_el_principito_dibujo_en_maracador_by_zephyr_fresco-d5kjjo9 2

Esto de las conversaciones poderosas son el reto del siglo XXI en anteriores entradas de blog hablábamos de este reto desde otro lugar, pero con el mismo fin. El taller Clown y Coaching con caballos, habla de cómo comunicar desde la esencia es uno de los mayores retos de estos tiempos. De nuevo el poder de la palabra como vehículo de nuestra esencia/SER vuelve a presentarse con fuerza. Pero esto no es nada nuevo, es sólo que lo hemos olvidado, ya lo dice la BIblia “al principio fue el verbo y el verbo se hizo carne”.

La necesidad de volver a generar conversaciones poderosas es muy importante, de hecho se enmarca en una misión más trascendente que tiene que ver con el cambio de paradigma. Pasar de movernos por la vida con el antiguo pensamiento y actitud de obediencia, control, seguridad, imagen, individualismo, miedo.  A movernos por la vida de la siguiente manera: con iniciativa y autoliderazgo, incertidumbre, confianza, flexibilidad, con propósito y sentido en unidad y comunidad.

Las conversaciones poderosas curiosamente se dan de inmediato junto a los caballos. Ellos nos desafían a vivir los valores del nuevo paradigma en cuanto entramos en relación con el caballo o la manada. Con ellos no vale ir desconectados de nuestras emociones, ni de nuestra esencia, ni tampoco ir a nuestra bola sin tener en cuenta el TODO, porque lo más probable es que salgan corriendo y no se muestren receptivos a generar contacto. Para el caballo y la manada no somos de fiar, sino nos colocamos en nosotros mismos de forma coherente. Aprender esta forma de comunicar es importante para todos y vital para un mediador o un coach, pues un porcentaje alto del éxito de una sesión de coaching o de mediación radica en el buen “rapport” que generamos con nuestros clientes.  El Coaching con caballos nos ayuda a aprender más de nosotros mismos y de nuestra forma de comunicar, utilizando la relación que generamos con los caballos como metáfora

Sesión tras sesión veo como un mismo caballo actúa de diferentes formas con distintos humanos con los que interacciona, dando al humano algo sobre lo que pensar, invitándole a salir de su zona de confort . De esos movimientos que genera el caballo podemos reflexionar y buscar nuestra manera de conectar con lo esencial de cada uno. Por eso la relación humano caballo es tan potente, nos retan de forma fácil y natural a través del juego, y se nos ofrecen la oportunidad de llenamos de sabiduría. Nos ayudan a mirarnos en lo profundo, desde esa coherencia podemos conversar muy rico con otros humanos y enriquecer el mundo.

Es precioso sentir como estoy rodeada de compañeros que trabajan para conectar con la esencia, y como la vida me va colocando para servir a ese fin. A día de hoy he sido aceptada en el mundo equino, podríamos decir que los kelpies, esas bellísimas criaturas de la mitología celta que habitan en los lagos y adoptan formas de majestuosos caballos para llevarse a sus víctimas al oscuro fondo del lago, lejos de ahogarme; me permiten este trabajo de luz y sombra. Como si de una fábula se tratara dejan que me adentre en los misterios de “la llamada del caballo” para conectar con la magia y SERvir a los demás de puente.

 

Kelpies-12

Foto hecha en el viaje a Escocia en la escultura “The Kelpies” hecha por el artista Glasgow Andy Scott, en homenaje a los caballos por la gran ayuda que han representado para el ser humano en la transformación de canales, paisaje, industria. Y ahora me gusta pensar que también nos ayudan a transformarnos por dentro