Poco a poco con cariño y paciencia la confianza llega. Dalai, la llama, llegó a Equiessens el pasado viernes, y desde entonces la expresión de su cara ha cambiado, para qué os hagáis una idea fue recogido y montado en el van como si se tratase de un zoombie. Todo un dispositivo había sido preparado con paneles de madera de gran altura, haciendo el camino empujándole por detrás, previo dardo tranquilizante disparado. Sin embargo fue suficiente media hora de paciencia e interés genuino para lograr colocarle una cabezada.

Sarah Lark  gracias a su valiosa labor con los animales ha traído a Dalai y en una hora de contacto con ella ya estaba dejándose acariciar y arreglar el pelo. Todo ello es buen indicativo pues quiere decir que, a su debido tiempo, Dalai podrá participar de sesiones de coaching. ¿Imagináis tener una sesión de crecimiento personal junto al mismísimo Dalai Lama? No se trata de algo insólito, por nuevo que parezca en España, la terapia con Llamas existe en el mundo y nos gustaría incorporar el coaching también, como algo novedoso.

Os dejamos con un artículo sobre la Lamaterapia

http://www.dw.de/alpacaterapia-el-encanto-de-los-cam%C3%A9lidos-andinos/a-16312207

539641_10151919233998689_1701808663_n