Mirando al cielo la pasada noche en búsqueda de las Perseidas, popularmente conocidas como las Lágrimas de San Lorenzo, pedimos un deseo:

“Que Equiessens cumpla con su misión en la tierra y que para ello los dioses faciliten el camino”

Parece que el cielo nos devolvió un guiño a su manera, pues resulta que las perseidas manan de la constelación de Perseo, heroe de la mitología griega a quien los dioses ayudaron en su gran hazaña: Acabar con Medusa, un terrible monstruo que convertía en piedra a aquellos que la miraban fijamente a los ojos. Así, Perseo, ayudado por Zeus ( dios protector de los hombres) , Hermes (dios mensajero y protector de los aventureros y viajeros) y Atenea ( diosa de la sabiduría, de las artes y de la artesanía) alcanzó a cortar la cabeza de la Gorgona, y de una de las gotas de sangre nació el caballo alado Pegaso.

Ojala los dioses quieran que gocemos de sus mismos atributos y colaboremos en dar alas tanto a personas como a caballos con nuestra particular hazaña…

Una vez pedido el deseo, sellamos nuestro compromiso escribiendo con luz la palabra Equiessens.

Luz Equiessens

 

Fotografías por Manuel Rodríguez