Uno de los trabajos más importantes que hacemos en Equiessens se realiza a puertas cerradas y es que sin caballos correctamente socializados nuestro trabajo no tiene mucho sentido. Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, trabajamos en colaboración con la novelista Sarah Lark. Ella es una gran amante de los animales y dedica parte de su tiempo y dinero a recoger caballos maltratados o que ya nadie quiere por una u otra razón. Nuestra labor es ayudar a recuperar a estos caballos para que participen en las sesiones de Coaching y Mediación Asistidos por Equinos. Como os podéis imaginar, los últimos años han sido especialmente duros para ellos y por esa razón, en Equiessens tenemos 4 nuevas maravillas a las que hay que socializar para que puedan trabajar con nosotras y ayudar a nuestros clientes. Hoy vamos a hablar de Lola: Lola llegó a nosotras hará unos 4 meses. Había pasado toda su vida como yegua de cría y aunque no creemos que haya sido maltratada, tampoco está socializada a pesar de que tiene 10 años aproximadamente. El primer mes lo pasamos detrás de ella para que se dejara tocar y poner la cabezada. 20130902_113943 A partir de ahí, y aunque todavía pasamos 5 minutos hasta que nos deja ponerle la cabezada, empezamos a trabajar con ella como si fuese un potro. Lo primero, quitarle el miedo a todos los objetos que puedan estar en nuestras manos mientras la manejamos. A continuación, responder bien al ramal parando correctamente. Aquí se trabaja también la concentración y se le enseña a estar pendiente de nosotros. Y ahora, ya hemos pasado al trabajo en el picadero redondo. Aquí, en primer lugar, se le enseña a permanecer tranquila y enfocada en nosotros para después iniciarle en los diferentes pasos, así como los cambios de dirección. Lola 2 Nuestra experiencia personal con Lola, como con cada caballo con el que trabajas de forma tan cercana, está siendo tremendamente terapéutico. Te enseñan a tener paciencia, a confiar en ti mismo y en los demás. Y sobretodo, que no importa lo imposible que parezca en este momento, LO CONSEGUIRÁS. Hace 4 meses esta escena nos hubiese parecido imposible… Lola