Este fin de semana tuvo lugar nuestro particular encuentro de mujeres; Tu yegua Alfa.

Con la luna llena acompañándonos dimos rienda suelta a la mirada hacia el interior y a una expasión de consciencia sobre nosotras mismas

Las participantes quedaron cautivadas por la potencia y la sutileza de este bello trabajo de crecimiento personal junto a los caballos y la llama Dalai. En el que las casualidades /causalidades, el desarrollo de la intuición, la mirada hacia dentro, la compresión de lo invisible, los mensajes de nuestr@s maestr@s caballos, yeguas y llama,  la interacción con la naturaleza y  todos los demás animales de la finca, fueron protagonistas en un marco incomparable, como es el bello paisaje de sierra cabrera, que tanto nos inspiró durante los momentos de respiración.

la foto[fusion_builder_container hundred_percent=

Les damos las gracias a las participantes por su entrega y confianza. Nos habéis dejado con ganas de una nueva edición para seguir disfrutando y aprendiendo.

Queremos compartir con vosotros uno de los testimonios vividos:

«Es una experiencia de transformación muy poderosa. Destaco la manera de trabajo en la que no hay lugar al autoengaño. La sutileza del proceso es tal que te pone delante del bloqueo que te impide avanzar, sin esfuerzo ni resistencia. Da igual que intentes ocultarlo que el caballo se presenta como un espejo. Todo lo vivido tiene un pragmatismo fantástico que me ha dejado con la sensación de que  las elaboraciones mentales no sirven de nada, sólo paralizan. Sin embargo esta experiencia vivida en mi piel ha hecho efecto en mi. Iba con una expectativa de saber cómo era eso de los caballos. Empecé  con curiosidad y con un poco de miedo por los caballos y por si se iba a poner de manifiesto algo que yo consideraba íntimo. Sin embargo me he sentido cómoda y ha sido tan fácil trabajar en lo profundo que estoy asombrada de la rápida transformación» Ana

la foto[2][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]